17 mar. 2013

Hablando de cáncer

Hace un par de días, mientras iba camino a mi trabajo tuve una de las sensaciones más desagradables que uno puede sentir en la vida: Indignación.

No es nuevo, pero creo que a las 7:00 de la mañana te sorprende.  Hay cosas que se te atragantan en el corazón.

Con el lío del luto colectivo obligado buscaba una emisora con algo más que notas chavistas o música sacra. Entonces, sintonizo una emisora donde una dama explica con mucho detalle un estudio científico, del cual parece haber leído sobre un "micro-micro-micro chip" que se le implanta a los pacientes con cáncer para estudiar e inclusive aplicar el tratamiento correcto y así ayudar a la gente a superar esta terrible enfermedad.  El detalle es que a la dama y al anfitrión del programa (que se hacen llamar "revolucionarios") les pareció que con este tipo de estudio, esa tecnología, debieron implantar el chip, esta vez con la enfermedad, (cual virus) al cuerpo del comandante insepulto.

La preocupación era tal, que no pude más que indignarme ante el mensaje de auxilio que esta gente infería sobre la devastadora pérdida de su líder.

TODOS los días muere gente de cáncer en este país! TODOS los días hay un montón de pacientes sufriendo la falta de material para sus tratamientos, el altísimo costo de sobrevivir a esta devastadora enfermedad.

Oh! Pero como el Comandante-Presidente murió de cáncer... Ahora SI hay que hacer una cruzada contra la enfermedad; ahora si quieren saber cómo carajo se cura el cáncer.

Claro, es que Chávez era tan arrecho que había que matarlo para que no liberara al planeta, para que no desaparezcamos como desapareció Marte ante el ataque despiadado de la economía de los imperios...

¡NO ME JODAN!

¡Que falta de respeto!
Eso es una falta de respeto para todos los enfermos de cáncer de este país.
Que se vayan al hospital Oncológico y le digan a los pacientes que están ahí, si a ellos también les inocularon el cáncer.
Que me digan si a mi abuela le inocularon el cáncer, si a mi amiga le inocularon el tumor... Que me digan si a la chica (Pediatra intensivista de 42 años, del grueso de mi hija de 9 años) que conocí en la clínica en su 2do.  tratamiento de quimioterapia y que acaban de volver a operar de otro tumor le inocularon el cáncer para que no siguiera salvando vidas de niños en el hospital... Que me digan si a toda la gente que he tenido a mi alrededor les inocularon el cáncer... Que me lo digan, que me digan quién fue, porque yo misma voy y jodo a todos los inoculadores que me le hizo eso a mi gente. Yo misma voy y los hago pagar por su crimen.

Que falta de respeto, que abusivos son, ¡groseros! Son tan enfermos en su desmedido interés por jalarle bolas a un proceso político que son capaces de decir eso y mil barbaridades más.

Uno los ve, los oye y piensa que son una mala versión de alguna película de bajo presupuesto; pero no, es solo un grupo (no pequeño) de gente gritando siiii a todo lo que les dicen.... no son mas que el resultado de años del uso y abuso manipulador de un estilo de gobierno que llegó al poder por culpa de nuestro inmenso problema educativo, cultural.
Un montón de gente diciendo que si a todo, como borregos...

¿Dónde están los maestros de este país que dejaron a tanta gente vacía de criterio propio?

¿Cuando vamos a tener la cultura política para poder decir si o no, sin tener que obedecer?

¿Es que solo somos seguidores?

¿Qué pasó con la gente que era capaz de cambiar de gobierno porque el anterior no cumplió sus ofertas?....

Ah no, es que no pueden aceptar que a Chávez simplemente le tocó, como al resto de los mortales... NOOOOOO el era un ser supremo...
¿Supremo? Hugo Chávez fue un COÑO DE SU MADRE, un hombre ambicioso, manipulador, abusivo y despiadado con sus enemigos y lamento mucho que haya muerto de esa manera; yo no lo quería muerto, ¡¡¡yo lo quería vivo y preso!!!

Yo quería verlo pagar por todos sus crímenes. Verlo pagar por muertes como el de Franklin Brito, que asumiera su cuota de responsabilidad ante los más de 150.000 muertos durante su gobierno; eso en cualquier otro país del mundo sería un genocidio.
No me vengan con discursos de que "todo muerto es bueno"... Él NO es un mártir.

Hugo, ojalá pudiera borrarte de los libros de historia que están por venir.

Si no eres capaz de respetar a otro, no esperes que te respeten a ti.

Espero que se consiga ya la cura para el cáncer y la repartan en todos los hospitales y clínicas del mundo; ojalá todos los enfermos sean tratados por igual. Y ojalá que no sigan "dejando morir" a pacientes en clínicas cubanas.

PAZ.